Un terremoto dejó más de mil muertos en Turquía y Siria

0
637

En Turquía, donde se registró el epicentro, al menos 912 personas murieron y cerca de 5.400 resultaron heridas, según el último balance comunicado por el presidente Recep Tayyip Erdogan. Unos 2.818 edificios se derrumbaron con el temblor, lo que deja prever una balance mucho más grave.

En la Siria vecina, el temblor causó al menos 592 muertos: la agencia oficial SANA, que cita al ministerio de Salud, informó de por lo menos 371 personas muertas y 1.089 heridas en las zonas bajo control del gobierno en este país en guerra. Los Cascos Blancos, que operan en las partes de Siria en manos de los rebeldes, indicaron que hubo al menos 221 muertos y 419 heridos en esos sectores.

El sismo de magnitud 7,8 es el más grave registrado en Turquía en lo que va de siglo XXI y el segundo más fuerte en los últimos 100 años, después del que sacudió Erzincan, en el este de Turquía, el 26 de diciembre de 1939. Aquel movimiento dejó más de 32 mil muertos y provocó un tsunami en el mar Negro.

En tanto, el terremoto más mortífero de los últimos 50 años se registró el 17 de agosto de 1999 con epicentro en Izmir, en el noroeste del país, y dejó unos 17.000 muertos, 500.000 personas sin hogar, 45.000 heridos y 15 millones de afectados.

Turquía es, por su posición geográfica, un área de alta actividad sísmica. La mayor parte del país recae sobre la placa de Anatolia, atrapada entre varias que pueden hacer presión desde diversos frentes y, por tanto, provocar grandes terremotos como los ocurridos este lunes. Sólo en el año 2022, Turquía registró más de 20.000 sismos. De ellos, casi 130 superaron la magnitud 4 en la escala de Richter, mientras que uno superó el nivel 6, según datos de la agencia nacional de emergencias (AFAD) recogidos por los medios turcos.

La ciudadela de Alepo, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, ha quedado dañada tras el terremoto de esta madrugada de 7,7 grados con epicentro en Turquía, al caerse una parte del molino, muros de defensa de la parte nororiental del gran palacio medieval y la mayoría de la cúpula de una mezquita, informaron fuentes oficiales.

“En Alepo, la ciudadela ha sido expuesta a daños leves y medianos, entre ellos la caída de una parte del molino, grietas y caída de partes de los muros de defensa nororientales”, indicó la agencia oficial de noticias siria, SANA, según el balance preliminar de los daños.

Añadió que “grandes partes han colapsado de la cúpula del minarete de la mezquita ayubí” y las entradas de la ciudadela, situada en la ciudad antigua de Alepo, han quedada “afectadas”.

Un vecino de la ciudad noroccidental siria de Alepo aseguró que “muchos” edificios se derrumbaron en la urbe, capital comercial del país árabe.

“Estábamos durmiendo y de pronto toda la casa comenzó a temblar, vivo en un tercer piso y parecía que se estaba quebrando. Salí corriendo de la cama, cogí a mi familia y fuimos hacia el coche; condujimos hacia el área de Villat, donde hay un descampado sin edificios, y nos quedamos allí toda la noche”, relató a EFE.

En su huida, el hombre pudo comprobar que los inmuebles de su zona habían sufrido en general daños leves, al igual que el suyo, pero otras áreas de la ciudad no corrieron la misma suerte. “Hoy pasé por el Zoco Al Hal y muchos edificios se habían derrumbado, gracias a Dios que sobrevivimos. En las calles se pueden ver piedras rotas caídas de los edificios”, explicó el hombre, al agregar que tres personas que conocía murieron en un edificio cercano a su casa.

“El terremoto se los llevó, ¿qué podemos hacer?”, lamentó con la calma de quien ha vivido casi doce años de guerra en Siria.

Fuente infobae