“Estafó a su propia abuela”: la encontraron candeada, abandonada y con su terreno vendido

0
589

Familiares de Ramona Elba Alcaraz de 87 años denuncian la grave situación que atraviesa la mujer tras haber sido “estafada” por una nieta que creció junto a ella, la cuidó, se convirtió en su apoderada y “aprovechó la pandemia en que nadie podía viajar para empezar a cobrar la jubilación de la abuela y también vendió el terreno completo”.

El hecho ocurrió en Presidencia Roca, donde se encuentra la vivienda de Ramona. Su hija Zunilda Mabel Torres pudo viajar hace dos meses a la precaria casilla de su madre e instalarse allá pese a tener su trabajo en la ciudad de Barranqueras.

Es que la nieta y apoderada, según denuncian, dejó a una cuidadora asistiendo a la abuela. Pero las condiciones en las que estaba “eran deplorables”. “La candeaban, dejaban su horchata repleta de orín, no la higienizaban y la dejaban sola pese a que no puede asistirse por sí sola”.

Para ofrecer una mejor calidad de vida a la mujer, su hija Zunilda quiso trasladarla a Barranqueras pero Ramona se resistió y aún pide por E.Y.T. –denunciada- ya que no cree que ella haya sido capaz de vender su terreno.

Esto último, lo confirmó Zunilda Torres. Legalmente la casa ya tiene otro propietario que reside en el lugar y permitió que la adulta mayor siga viviendo en la precaria construcción que hay en el espacio.

Finalmente, la familia se enfrenta a otro drama ya que la tarjeta de débito de Ramona está gestionada por su nieta denunciada y al ser apoderada se complican los trámites para que la abuela pueda percibir su jubilación y con ello comprar los alimentos y cuestiones básicas de subsistencia. “Mi mamá tenía para cobrar $28.000 y de un momento a otro pasó a 0 pesos”, acusó Zunilda fundando sospechas sobre su sobrina.