ABUSO DE UN NIÑO: SIGUEN BUSCANDO AL PRESUNTO CÓMPLICE DE LA VEJACIÓN

0
1038

Ayer, la madre de la víctima de 7 años habló con la fiscala González, quien lleva la investigación. Pormenores de un episodio donde todo un barrio está tan furioso que hasta tomaron justicia por mano propia. Un video podría probar las acusaciones.

La doctora Ana González de Pacce, de la Fiscalía de Investigaciones 13 de Resistencia, tomó ayer declaraciones a Zunilda Sandoval, madre del niño de 7 años presuntamente abusado por dos muchachos en el asentamiento Sandoval. Se ratificaron las acusaciones contra Ricardo A. alias Bichi, de 22 años, quien está detenido mientras que busca a Fernando M. (16), el otro sospechoso de la vejación.
Mientras tanto, siguen las pesquisas y la probable existencia de un video terminaría por condenar a estos jóvenes. Detrás de esto, una historia de dolor, venganza e impotencia.
EL HECHO
Este supuesto caso de abuso sexual tuvo como víctima a un niño de sólo 7 años, quien habría sido atacado por dos vecinos, uno de 22, Ricardo alias Bichi, el otro de 16 años, quien se habría fugado, posiblemente a Sáenz Peña.
Fue el viernes 19, y el menor de edad abusado se recupera de sus lesiones pero además existiría otra víctima, su amigo, a quien habrían sujetado los violadores para que no interceda en la vejación.
Según fuentes policiales, los dos niños de 7 y 8 años fueron llevados a la fuerza a una precaria vivienda sin terminar y el más pequeño habría sido abusado sexualmente.
Una semana después, al enterarse del hecho el padre de la víctima, arremetió con un arma blanca en la casa de Fernando M. pero no llegó a herirlo con profundidad ya que los familiares de este lo defendieron y golpearon al agresor.
La noticia empezó a tomar fuerza la semana pasada en el asentamiento Ávalos y eso desató la furia en los vecinos, ya que los presuntos autores del ultraje sexual son muchachos que viven allí.
La Policía actuó de inmediato y detuvo tanto uno de los  sospechados de cometer la violación y al padre de la víctima, denunciado por el ataque.
EN FISCALíA
Tras la reunión con la fiscala González de Pacce, Zunilda habló en exclusiva con LA VOZ DEL CHACO, acompañada por vecinos del asentamiento Ávalos y de la agrupación Túpac Amaru.
Con dolor y lágrimas, ratificó la acusación contra Bichi y Fernando y luego se fue hasta el hospital pediátrico donde lo esperaba su hijo, a quien le practicarían exámenes clínicos. Comentó que el nene llegó a contar el hecho, que hubo contacto físico y dejó heridas, más que nada sicológicas.
Añadió que designará un abogado querellante para seguir más de cerca la causa «supuesto abuso sexual con acceso carnal» y está en búsqueda de un video viralizado por las redes sociales que indicaría la «jactancia» de los dos abusadores que hablan de ilícito que cometieron.
De obtenerse esa prueba, la situación de Bichi sería indefendible prácticamente, amén de las otras evidencias y testimonios que se puedan recoger.
A su vez, se está buscando a Fernando M. el otro supuesto partícipe, que se escapó apenas los vecinos fueron a buscar justicia por mano propia.
MáS INCENDIOS
Tal como adelantara este medio en la edición de ayer, la casa de Bichi quedó hecha cenizas el domingo a la noche, al igual que la de Fernando M., atacada de la misma manera el viernes anterior.
En esa ocasión, la Policía retiró por seguridad a las familias de ambos muchachos y les advirtió que no regresen, so pena de ser recibidos de manera violenta.
Pero no habrían obedecido y regresaron al lugar, donde una de las familias tiene un pequeño quiosco y el otro una chanchería. No sólo les quemaron las casas, sino que se produjeron saqueos.
PEDIDO QUE SE VAYAN
Dentro de esta particular historia, los vecinos del asentamiento Avalos quieren que no vuelvan estas familias, que además tendrían otras casas en el barrio Santa Catalina. Por todos los medios piden a la Justicia o a quien sea, que estos no vivan más allí, y adelantaron que serán ellos mismos los encargados de impartir las reglas, con el consiguiente mensaje de venganza.
Se dijo que uno de los sospechosos del abuso habría cometido uno similar en el Santa Catalina, donde fue expulsado y por eso se fueron a vivir al asentamiento Avalos, ubicado cerca de villa Río Negro.
AMENAZAS
Pero allí no terminaron los problemas. Luego de la poblada, muchos vecinos aseguran haber recibido amenazas, tanto directa como a través de las redes sociales y acusan a los familiares de Bichi y Fernando, quienes querrían que no los denuncien más.
LaVozDelChaco.