Orinó en una cabina de avión y le prohibieron volver a volar

0
448
Se trató de un hombre de 55 años, quien además había ingerido alcohol y agredido a los tripulantes. La aerolínea le prohibió volar de por vida con ellos.

Un vuelo de la aerolínea Jet2 tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Portugal, luego de que se vivieran momentos de tensión e incomodidad dentro del avión, cuando un hombre de unos 55 años, orinó dentro de la cabina de tripulantes y causó terror en los nenes presentes, tras su comportamiento agresivo y fuera de lugar.

El vuelo había partido de Glasgow, Escocia, con destino a Tenerife, pero tuvo que hacer una pequeña escala en el Aeropuerto de Faro, Portugal, ante la incómoda situación que estaban presenciando los pasajeros.

En base a este hecho, la empresa decidió prohibirle viajar con ellos de por vida al hombre que generó los disturbios dentro del avión y, según informó GlasgowLive, le podrían cobrar una posible multa de “hasta cinco cifras”.

“El comportamiento del hombre incluía agresión, consumo ilícito de alcohol, intimidación hacia otros clientes e incluso niños, sospecha de manejo de sustancias ilegales y orinar dentro de la cabina”, explicó la aerolínea Jet2, en un comunicado oficial sobre el suceso a bordo.

“Después que fue evacuado, los clientes tuvieron que desembarcar en el aeropuerto de Faro para que el avión pudiera ser limpiado antes de partir hacia Tenerife, nuevamente. Además de causar un retraso a los clientes que esperaban sus merecidas vacaciones en Tenerife, esto también significaba que los clientes debían pasar otra noche en destino, debido a la llegada tardía del avión”, agregaron en su descargo.

Ante los inconvenientes, Jet2.com y Jet2holidays organizaron alojamientos nocturnos y refrigerios para los pasajeros que se vieron afectados por el comportamiento del hombre. Aunque este no fue solo un pequeño inconveniente, sino que varias familias de las que iban a bordo denunciaron que este hecho había afectado gravemente sus planes.

Por lo que la aerolínea confirmó que intentará recuperar el costo acumulado como resultado del desvío. Estos incluyen alojamiento en hotel para todos los clientes y la tripulación, tasas aeroportuarias, costes de combustible y costos de limpieza.

Por otra parte, el gerente de la empresa, Phil Ward, hizo su descargo: “El comportamiento del hombre fue absolutamente vergonzoso, y nos gustaría disculparnos con todos nuestros clientes a bordo y colegas que se vieron afectados. Como una aerolínea familiar, tomamos un enfoque de tolerancia cero para tal comportamiento y nos gustaría agradecer a las autoridades portuguesas por su ayuda para deshacerse de él”.

A su vez, agregó que al hombre que generó este malestar entre los tripulantes y pasajeros, lo harán pagar los costos del inconveniente y aseguró que lo vetaron de por vida de la compañía. “La seguridad y el bienestar de todos a bordo de nuestros vuelos es primordial”, expresó.

También destacó que este hecho “debe ser una advertencia para cualquier persona que piensa que es aceptable comportarse de esta manera a bordo”. “Continuaremos trabajando arduamente para brindar nuestro servicio de atención al cliente VIP como siempre”, detalló.