El pescado a $2000 el kilo pero falta el «efecto Semana Santa»

0
348

Menos de dos semanas restan para que una buena parte de la grey católica cumpla con algunos de los rituales por la Semana Santa, que incluye, en la previa a las Pascuas no se consuman carnes rojas.

 

Una de las primeras opciones que aparece para respetar la costumbre es el pescado, que no escapa a la lógica alcista de los productos alimenticios.

Los puntos de venta no abundan, y los que están tienen diferencias de precios basadas en su ubicación.

 

NORTE realizó una recorrida por el barrio San Pedro y pescaderías céntricas para relevar precios a poco de que llegue ese pico de ventas.

 

Los valores que hoy se comercializan son similares a lo que puede abonarse por los cortes más demandados por la carne roja, pero pescadores artesanales coinciden que con el correr de los días el precio subirá en razón de que históricamente la oferta no alcanza a cubrir la demanda.

 

Aquellos ubicados sobre la entrada del barrio San Pedro Pescador, en el puente Chaco-Corrientes, se vende el kilo de surubí como uno de los más demandados a 2000 pesos y el de moncholo a 1000 pesos.

 

Cifras algo más elevadas de las que consiguen dentro de la barriada, en razón de que se abona la comodidad de hacer una compra al paso.

 

En el San Pedro Pescador, abundan los emprendimientos de esta naturaleza y aunque la cartelería es profusa no se consiguen la mercadería con facilidad. Lo poco que hay se vende actualmente a $1600 el kilo de surubí y el moncholo a 500 pesos.

En pescaderías céntricas el surubí puede abonarse hasta 2300 pesos por kilo y la merluza cotiza a $1800.

 

 

QUE NO SUBA MÁS

 

Fernando es el encargado de una pescadería céntrica y recalca que como todo punto de venta al consumidor final el local que lo tiene al frente no forma precios sino que comercializa una vez que a su costo, de continua variación, le agrega los márgenes de rentabilidad.

 

«No queremos que suba porque naturalmente a todos nos convienen valores accesibles», señala y agrega que los precios no se modifican hace dos semanas.

 

En estos comercios abundan los pescados de mar, con la merluza entre las opciones de más salida a 1800 pesos el kilo, los rebozados pueden conseguirse en 1600 y para gustos algo más refinados la cazuela de mariscos congelada se paga 3500 pesos con un rendimiento de hasta cuatro personas y el anillo de calamar para las rabas, 3800 pesos.

Fuente diario norte