Una realidad que duele: vecinos denuncian la presencia de niños pidiendo limosna en la ciudad

0
543
Hoy un grupo de niños fue visto en la peatonal de Resistencia, entre la calle Santa María de Oro y avenida Alberdi, pidiendo una colaboración a las personas que pasan por allí. Esto indignó a vecinos que se mostraron en alerta ante una situación que se repite.
Sin embargo, este caso no es aislado y forma parte de una situación generalizada y extendida en el tiempo. La situación que atraviesan estos niños y familias enteras requiere de un abordaje integral para lograr resultados concretos.
Resistencia no es ajena a esto, al contrario, forma parte de las zonas más golpeadas por la pobreza. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), publicados en diciembre, una familia tipo necesitó más de 51 mil pesos mensuales para no ubicarse por debajo de la línea de la pobreza, mientras que en septiembre de este año el Gran Resistencia tuvo el mayor índice de indigencia de todo el país con un 18,2% en el primer semestre del año.
Graciela Cavana se refirió al tema en contacto con Diario Chaco. La funcionaria que se desempeña como subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia explicó que se está realizando actualmente el seguimiento de tres familias en la capital, una de las cuales tiene dos niños pequeños que se encuentran en diferentes zonas de la ciudad. “Nos mantenemos en comunicación permanente con los padres, no están en situación de calle es una situación de vulnerabilidad social”, comentó y agregó que “ellos están constantemente acompañados, siempre hay un adulto, hermano o padre, nunca están solitos”.
Respecto al accionar de la Subsecretaría, aseguró que estos niños y niñas “no requieren de una medida de protección porque están con sus familias”. De todas maneras, los vecinos se muestran preocupados y resaltan que se trata de trabajo infantil, ante esto Cavana explica que lo que se busca en estos casos es convencer a los padres de que sus hijos “no pueden estar allí”.
Por su parte Nélida Maldonado, al frente de la Dirección de Erradicación de Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente, una entidad creada por ley el pasado 5 de diciembre, remarcó la importancia de intervenir en estos casos y realizar la correspondiente denuncia a la Línea 102.
Una vez realizada la denuncia, el Ministerio de Desarrollo Social se encarga de resguardar a los niños y citar a sus padres. “La entidad interviene en situaciones de mendicidad y venta callejera, nosotros solo podemos intervenir en casos en los que exista un empleador detrás”, explicó Maldonado.