La Legislatura aprobó la limitación del uso de celulares e internet en las cárceles chaqueñas

0
217
El proyecto fue impulsado por el radical Livio Gutiérrez, quien lo presentó en 2016. Fue aprobado con 23 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones.

Los diputados provinciales sesionan en el recinto Deolindo Felipe Bittel y, como uno de los últimos temas del día, aprobaron la iniciativa de Livio Gutiérrez que pretende limitar el uso de celulares e internet en las penitenciarías de la provincia.

En la votación, quienes se manifestaron en contra fueron los diputados Teresa Cubells, Claudia Panzardi y Rodrigo Ocampo. Por su parte, Mariela Quirós, Nicolás Slimel y Hugo Sager votaron en abstención.

Quien tomó la palabra al comienzo de la tratativa fue el propio Gutiérrez, quien explicó que su proyecto está destinado a «limitar» y no a quitarle los derechos constitucionales de comunicación a los presos.

«La idea es no sólo garantizar las líneas directas, garantizar esa comunicación con la advertencia de que cuando se habla desde ese teléfono, una voz pre-grabada indique que se habla desde ese teléfono», indicó respecto a la posibilidad que los presos puedan hablar con sus familiares mediante un único teléfono fijo ubicado dentro de los predios.

Y continuó: «Los más vulnerables siempre son los adultos mayores, que aprovechan y los llaman y les dicen que tal persona está secuestrada. Lo he vivido, porque he tenido dos o tres casos que me han llamado a mediar en estos secuestros virtuales».

Además, profundizó sobre el uso de los celulares e internet para que los reclusos se puedan comunicar con la familia en casos de emergencia: «Si el propio sistema está bien administrado, que debería, tiene el derecho de llamar a su mamá o a su hijo, y para eso están los inhibidores».

Nicolás Slimel, del bloque Justicialista, se mostró de acuerdo en un comienzo con las fundamentaciones de Livio Gutiérrez pero pidió llevar a la Cámara a un cuarto intermedio con el objetivo de corregir asimetrías en el texto del proyecto y además profundizar en los protocolos. Finalmente, votó en contra.

Luego de las votaciones, en la puesta en consideración, los legisladores votaron a favor de modificar el primer artículo para que en vez de la palabra «prohibir», diga «limitar». Además, cambiaron también la palabra «alámbrica», por «inalámbrica».

Finalmente, los legisladores entraron en un debate con cruces e insultos tras la queja de la diputada Claudia Panzardi, quien afirmó que no se le dio la palabra durante el tratamiento y afirmó que los diputados votaron una ley sin consultar informes.

En la misma sintonía se expresaron los diputados Mariela Quirós y Rodrigo Ocampo, quienes apuntaron contra todos los votantes por haber aprobado la ley y les reprocharon la falta de información y pedidos de informes a los organismos encargados de controlar el uso de celulares e internet en las cárceles, como por ejemplo el Comité de la Prevención contra la Tortura y el Ministerio de Seguridad.

Hugo Sager, quien en las pantallas de la Cámara baja figuró como que votó a favor pero luego éste recalcó que votó en abstención, expresó a sus pares que con la modificación de «prohibir» a «limitar» en el artículo, la nueva ley ahora solamente amplía las regulaciones ya existentes.

Por su parte, Élida Cuesta le contestó a Luis El Halli Obeid una aclaración que éste realizó tras sentirse atacado por ser llamado demagogo y oportunista punitivo. En este sentido, indicó: