Colectivos llenos: focos de contagio de coronavirus auspiciados por el Gobierno

0
404

Los últimos decretos del gobernador Jorge Capitanich, que impusieron restricciones a la circulación, horarios y una serie de actividades, para reducir el riesgo de contagio de coronavirus, habilitaron el servicio de transporte de pasajeros en la provincia.

Aunque las frecuencias deberían ser “normales”, el decreto autoriza que las unidades dispongan del 100 por ciento de su capacidad pero no permite pasajeros parados. De este modo, inexplicablemente, pretende mantener el distanciamiento y evitar el contacto físico.

El servicio de colectivos resulta imprescindible para docentes, padres y alumnos que deben cumplir con el dictado presencial de clases y para el personal que presta servicio en el resto de las habilitadas, lo que genera una alta demanda del servicio en los denominados horarios pico.

Como resultado, los colectivos viajan colmados y, consecuentemente, las restricciones no se cumplen.

“Controlamos el servicio y se está prestando según lo establecido”, dijo el subsecretario de Transporte de la Provincia: César Frugoni. Y aunque admitió la presencia de pasajeros de pie, dijo que “lo que ocurre es que mucha gente prefiere viajar parado, justamente, para mantener el distanciamiento.

Sin embargo colectivos de todas las líneas surcan el área metropolitana atiborrados de pasajeros a los que, en el mejor de los casos, se les exige el barbijo, un elemento de protección mínimo en esas circunstancias.

Definitivamente, es imposible verificar el distanciamiento que el Gobierno da por descontado, aún cuando se respete la capacidad habilitada del 100 por ciento.

Los colectivos llenos, sin dudas, abonan la curva de contagio que en la última semana batió 2 veces el récord llegando a 525 nuevos casos positivos en un día, la mayoría de ellos detectados en el Gran Resistencia y Presidencia Roque Sáenz Peña.

Fuente HDPNOTICIAS