El abogado de la intendenta Pascua aseguró que la mansión de la jefa comunal es “un espejismo”

0
391

La semana pasada, la causa por malversación de fondos, enriquecimiento ilícito y fraude contra la administración pública que tiene como principal acusada a la intendenta de Enrique Urien, Liliana Pascua, tuvo cambios en la defensa.

Rogelio Vedoya Ott, flamante abogado de la jefa comunal, aseguró estar “convencido de la inocencia” de Pascua y señaló que sus dichos están “respaldado por documentos”.

Respecto de la casa de casi 400 metros cuadrados que tiene la jefa comunal en Villa Ángela, y por la cual la intendenta está siendo observada por la Justicia, el letrado aseguró que la misma aparenta ser una mansión pero en realidad adentro no tiene casi nada.

“El terreno lo compró en el 2008, donde no era aún funcionaria pública. Comenzó su intendencia en el 2013”, explicó Vedoya Ott y agregó que “lo pagó en 24 cuotas”.

“En los años 2010 y 2011, comienza a acopiar ladrillos, arena, etcétera. Fue en esas fechas en las que se inició la construcción de la casa”, afirmó, haciendo referencia a que aún no era funcionaria pública.

“Lo que pasa es que, al ver el frente de la casa es fácil decir que se trata de una mansión, pero es un espejismo, porque entras a la casa y no condice el frente con lo que está dentro”, sostuvo.

“Hay un mobiliario de mediana y baja calidad. Falta iluminación, la casa aún no está terminada, su error fue hacer un frente ostentoso, dentro está prácticamente incompleta”, añadió.

“Es una casa que lleva aproximadamente 10 años y se sigue construyendo”, según explicó el abogado. “Tanto ella como el esposo lo hacen en conjunto. El proyecto de esta casa fue hecho por su cuñado”, dijo y además resaltó que se cuentan con todos los comprobantes de compras para el hogar “en una casa comercial que le dio facilidad de cuotas por ser clienta”.

En relación a la casa de Enrique Urien, que tenía como destino original familias de escasos recursos de la zona pero terminaron en sus manos, el representante legal de la intendenta reconoció que la misma no es propietaria.

“Para comenzar, ella no es propietaria, no tiene nada que ver. La propiedad es del Instituto de Vivienda. Le dieron un permiso de ocupación. Es una casa que alberga a personal que viene a hacer tareas institucionales debido a que en Urien no hay lugares donde la gente pueda parar”, aseguró.

Según lo dicho por Vedoya Ott, es el Instituto de Vivienda quien debería actuar si se considera que se hicieron mal las cosas. “Se denuncia la ampliación de esa casa, pero eso no tendría por qué ser un problema”, aseguró y dijo que la defensa solicitó el levantamiento de la clausura de la misma, la cual fue efectuada días atrás por el equipo fiscal de la Provincia que investiga el caso.

“No hay ningún perjuicio, en absoluto, al contrario: hay beneficio, ya que la intendenta hizo una ampliación que quedará como beneficio para el Estado”, dijo y explicó que cuando deje de ser intendenta eso quedará “en beneficio para quienes continúen”.

“Están buscando bienes bajo tierra, cuando fueron llevaron toda la documentación y no encontraron nada. Los reiterados allanamientos demuestran que no se tiene nada con lo que actuar”, sentenció el abogado.

“Tenemos toda la documentación a presentar y se solicita que se mantenga la libertad de la intendenta, no creemos que se pida su detención, primero por su estado de salud sumamente delicado, y porque no entorpece la causa”, afirmó.

Finalmente remarcó que “están investigando todo, pero no hay nada. Por parte de ninguno de los tres fiscales que están trabajando al respecto, la causa no tiene nada” e insistió en la inocencia de la funcionaria.