La producción de agua potable para el Gran Resistencia, al límite

0
401

La problemática generada por el bajo nivel del río Paraná y la falta de lluvias provocó que durante la mayor parte de 2020 se trabaje en distintos mecanismos para garantizar el servicio de agua potable en el Gran Resistencia, alrededores y al interior provincial.

En diálogo con NORTE, el gerente de Producción y Transporte de Sameep, Aníbal Aquino, aseguró que actualmente “la producción está al límite de su capacidad” para poder abastecer al área metropolitana así como al interior a través de los acueductos. Ese tope de producción se traduce en un promedio de entre 5.000 y 7.000 metros cúbicos de agua por hora para el Gran Resistencia, junto con Puerto Tirol y Colonia Benítez. En tanto, para el interior son unos 2.600 metros cúbicos por hora.

“Decimos al límite porque si ocurriera algún desperfecto en alguno de los equipos, maquinarias y tecnologías, se generarán inconvenientes en el servicio hasta que se repare. Ese tope es el máximo posible para garantizar el abastecimiento a toda la red”, señaló Aquino, a la vez que recordó que “problemas de baja presión es esperable en las periferias del Gran Resistencia”.

planta potabilizadora Barranqueras.JPG
La planta potabilizadora de Sameep, ubicada en Barranqueras, tarda en volver a trabajar en su actividad habitual cuando se producen cortes de energía eléctrica.

“El río Paraná sigue bajo, lo que provoca que se tome más agua del río Negro, que llega con mayor salinidad, lo que a su vez, provoca que haya que lavar filtros constantemente. También llega agua el río Bermejo, que llega con sedimentos. De esta manera, se usan tiempo y recursos para lavar constantemente los filtros del agua que llega de esos ríos”, indicó Aquino.

Anibal Aquino 1.jpg
Aníbal Aquino, gerente de Producción y Transporte de Sameep.

“Todavía no llueve en las cuencas que abastecen Paraná lo suficiente para remontar este tema. De igual manera, estamos mejor que hace 5 meses, en que el Paraná llegó al nivel 0,80 metros” (ayer registró 1,20 metros.

Recalcó que siempre “se mantienen los estándares de calidad de agua que exige el Código Alimentario Nacional”. Con respecto a la demanda del verano, aseguró que “si se mantiene el nivel del Paraná como hasta ahora (es decir, si no baja), y no hay cortes de luz en las plantas de producción, se puede decir que se estará sobrellevando bien el verano”.

Fuente norte