Este viernes los precios de la nafta y el gasoil volverían a aumentar

0
883

Desde este viernes los precios de la nafta y el gasoil podrían volver a aumentar, según la entrada en vigencia del decreto 783/2020 del Gobierno nacional. El Gobierno podría volver a postergar la actualización o pedir a las empresas petroleras que lo absorban.

A comienzos de este mes, el Gobierno postergó por quince días la actualización del impuesto a los combustibles, que tiene un impacto en los precios que pagan los consumidores por la nafta y el gasoil. Por eso, hay una expectativa sobre una posible suba en los surtidores a partir de este viernes.

Sin embargo, en el sector estiman que para evitar un nuevo salto en los precios –que ya se ajustaron en agosto y septiembre pasado– el Gobierno podría volver a postergar la actualización del impuesto (lo que hasta ahora parece menos probable) o pedir a las empresas petroleras que lo absorban y no lo trasladen a los precios que pagan los consumidores.

Desde las empresas refinadoras, aseguran que, como vienen haciendo con los últimos aumentos, seguirán los pasos que tome YPF, que es la líder del sector, con una participación del 55% del mercado de venta de combustible. Las compañías estiman que los precios tienen un atraso de entre 7% y 8 por ciento.

“En este contexto de crisis económica, ninguna compañía se puede ir muy lejos de la otra. Si YPF traslada el impuesto, el resto tendría que hacer lo mismo”, estimó una fuente del sector.

A través de un decreto, el Gobierno pospuso el aumento de los impuestos sobre los Combustibles Líquidos y el Dióxido de Carbono, que corresponde al primer trimestre de 2020, para aplicarse a partir del 16 de octubre. Además, dispuso que toda otra actualización se suspenda hasta el 1º de diciembre de 2020.

Los montos de ambos impuestos se deben actualizar cada trimestre, sobre la base del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec. No obstante, las compañías petroleras ya aplicaron subas de precios recientemente: en agosto y septiembre.

El efecto en los combustibles podría repercutir también en el precio de alimentos y de otros productos. El Indec informó que el alza de precios del mes pasado fue de 2,8% pero llegó hasta el 3% en alimentos.

El incremento es entre un 2,5% a un 3,5%, equivalente a unos $2 por litro de combustible de venta al público tanto en las naftas como en el gasoil.

Fuente  24tn