Se acerca el regreso a clases presenciales en escuelas rurales de Chaco, aunque no hay fecha definida

0
449
El regreso a clases presenciales en la provincia iniciará en escuelas rurales de localidades que no cuentan con casos activos de Covid-19. Aunque el proyecto está avanzado, aún se espera el visto bueno de Nación.
Luego de un año en el que prácticamente no hubo clases presenciales, a nivel nacional se empieza a analizar de manera seria el regreso a las aulas, aunque no será de un día para el otro ni en todas las provincias con el mismo formato. “Tenemos que aprender a convivir con el Covid. No hace falta una vacuna para volver a las clases”, dijo el lunes el ministro de Educación nacional Nicolás Trotta.
En ese marco, Chaco avanza hacia el regreso a la presencialidad pero será solo en escuelas rurales de localidades que no registraron casos de Covid-19. Así las cosas, la cartera de educación provincial trabaja conjuntamente con su par nacional para la aprobación del Plan Provincial Vuelta a la Escuela, que fue elaborado desde los protocolos generales establecidos por la cartera educativa nacional y de las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública.
Según explicaron, dicho plan considera como principales destinatarios a estudiantes que este año comienzan o cierran períodos educativos, es decir, alumnos de 1° y 7° grados de escuelas primarias y estudiantes de 1º y 5º/6º años de escuelas secundarias y, posiblemente aquellos estudiantes que no mantuvieron contacto con el sistema educativo durante este tiempo.
En este sentido la ministra de Educación de Chaco, Daniela Torrente, resaltó que “el regreso se generará de manera progresiva, por fases, tomando como punto de partida aquellas instituciones educativas de las localidades sin casos de COVID hasta el momento, dentro de las mismas, instituciones educativas de zonas rurales. En una segunda fase, estudiantes de los mismos grados y años, de escuelas urbanas de dichas localidades”.
Según afirmaron, desde el Gobierno del Chaco, a través del Ministerio de Educación, se garantizará un retorno seguro y colocando como prioridad la salud de todos, por lo que se está trabajando fuertemente en tres líneas prioritarias, que incluyen aspectos pedagógicos, infraestructura escolar y recursos de bioseguridad e higiene.
Al respecto, la ministra agregó que: “Actualmente no se tiene definida una fecha exacta para la vuelta a clases presenciales, puesto que la misma está sujeta a la aprobación del Plan Provincial Vuelta a la Escuela por Nación, pero se está trabajando fuertemente en cuestiones de infraestructura, de adquisición de recursos y en aspectos pedagógicos, porque la intención está puesta en volver en el mes de octubre”.
Los nuevos lineamientos sólo serán implementados en las localidades que no tuvieron casos de COVID-19. No regresará el personal que resida en localidades donde existieron casos activos o brotes, como tampoco lo harán estudiantes, personal docente y no docente que sean considerados dentro de los grupos de riesgo.
La vuelta a clases presenciales en la provincia del Chaco, parte de la necesidad de comenzar a re-vincular a los alumnos, y ofrecer, bajo garantías de seguridad e higiene, la posibilidad de tener clases presenciales a los y las estudiantes determinados como grupos prioritarios. También se da como respuesta a una demanda planteada por la comunidad educativa”, agregaron en un comunicado oficial.
En ese marco, en diálogo con Diario ChacoSonia Soto, directora General de Niveles y Modalidades del Ministerio de Educación, comentó que “estamos trabajando, esta semana tendríamos probablemente la aprobación de Nación, estamos a la espera de eso, porque es un protocolo que requiere una serie de instancias de evaluación, análisis para su aprobación y recién ahí estaríamos en condiciones de especificar la fecha de inicio de las clases presenciales”.
Además, detalló que “en primer lugar será con una semana previa de trabajo institucional del colectivo docente para la planificación, la articulación con la comunidad educativa, una serie de pasos previos” y agregó que «desde la semana pasada venimos trabajando intensivamente en el análisis de todas las variables que son necesarias de acuerdo con el protocolo tanto federal como con el protocolo provincial”.
Si bien en un principio se pensaba aplicar el plan en 13 localidades, lo cierto es que la dinámica de los contagios de coronavirus obliga a cambiar constantemente lo planificado. “Empezamos a trabajar el plan con las localidades que nunca tuvieron Covid-19 pero la semana pasada dos ciudades incorporaron casos activos, asi que estamos hablando en este momento de 11 localidades”, explicó Soto.
En ese sentido, se avanzaría en primer término en Charadai, Chorotis, Ciervo Petiso, Colonias Unidas, El Espinillo, Enrique Urien, General Capdevila, Laguna Blanca, Laguna Limpia, Pampa Almirón, Samuhú. Por su parte, San Bernardo aún es materia de análisis, ya que tuvo un caso activo pero hace ya un tiempo.
Vamos haciendo diariamente el análisis de los reportes del área de salud, la dinámica de la pandemia es muy alta, por eso tenemos que ser muy cuidadosos con esto”, expresó la funcionaria de Educación.
Consultada respecto a si esto podría servir como una prueba piloto para luego pensar en un futuro en el regreso a clases en Resistencia o Sáenz Peña, Soto aclaró que “en estos momentos son casos diferentes” y explicó que “en Resistencia estamos teniendo una alta incidencia de contagios todavía, no podemos arriesgar. El virus se transporta con las personas y tenemos que ser cuidadosos con eso”.
Además, también indicó que “hay que relevar los docentes que tienen que trasladarse” porque “el protocolo establece que no es factible eso, asique hay docentes que van a continuar haciendo el acompañamiento a distancia porque no pueden trasladarse de una localidad a otra y también hay que analizar a qué localidad perteneces, son muchas las variables”.
Sí podríamos decir que es una primera experiencia para ver cómo se cumplen todas las instancias y protocolos”, afirmó Soto para finalizar.