El gobierno no recurrió a la Justicia para frenar las aglomeraciones

0
426

El domingo por la noche y mediante sus redes sociales, el gobernador Jorge Capitanich adelantaba su preocupación por el aumento de casos de coronavirus en el área metropolitana y fundamentalmente en la capital chaqueña, y entre las medidas que se evaluaban para los próximos días marcaba una presentación judicial para impedir el habitual paisaje de cada día laborable frente a la Gobernación, con la aglomeración de organizaciones sociales por diversas demandas.
‘Vamos a realizar una presentación judicial para que la Justicia provincial determine una restricción de acercamiento al macro centro de todo tipo de aglomeración de personas con el objetivo de impedir la circulación viral‘, marcaba el primer mandatario en Twitter mientras que desde la Secretaría General y el Ministerio de Seguridad se preparaba el escrito. Con el correr del lunes y luego de que desde la Justicia también se pusieran reparos acerca de una decisión de esta naturaleza desde la mirada de que un documento de esta naturaleza lejos estaría de tener efecto por sí mismo y debería recurrirse a acciones de disuasión o el despeje de calles por la fuerza que generaría más tensión al espeso clima que se vive por el contexto social y económico que padecen sectores vulnerables, la idea fue perdiendo fuerza.

‘El Consejo Provincial de Desescalada ratificó las propuestas del Comité de Monitoreo y Seguimiento de la Emergencia Sanitaria, incluyendo la necesidad de constituir mesas ampliadas de consenso para resolver cuestiones de urgente necesidad social‘, indicaba Capitanich en la noche del lunes con un mensaje de tono más conciliador.
Lo cierto es que si bien en ese espacio de evaluación de las acciones que se implementan por la pandemia, no se soslayó que la preocupación no solo se centraba en las protestas sociales, también se mencionó el perjuicio que se generan con las fiestas clandestinas, en las que en promedio el último fin de semana cada una de las que se logró intervenir con la Policía luego de denuncias, en promedio la asistencia a cada una era de 100 personas, como también otras actividades que implican la concentración de personas y las que desde el Ejecutivo más allá del mensaje de la importancia del cuidado individual para impedir la propagación del patógeno, en mucha parte de la sociedad impera la idea de que el coronavirus es ‘parte del pasado‘.

Fuente norte