EN EL DÍA DE LOS BOSQUES GREENPEACE DEMANDÓ EL CESE DE LOS DESMONTES

7
576

En el marco del Día Internacional de los Bosques, que se conmemoró el pasado jueves 21 de marzo, Greenpece, organización ambientalista mundial, se hizo presente en Casa de Gobierno para reclamar por el cese de los desmontes ilegales. También estuvieron presentes Somos Monte integrado por varias organizaciones y autoconvocados, el Frente Darío Santillán,  el grupo de Candombe Chaqueño Oreja de Negro, el Centro Mandela y la Guardia Comunitaria Wichí.Al momento de argumentar la manifestación y su demanda desde la oenegé recordaron que el «Chaco es la provincia que más superficie de bosques destruyó, tomando en consideración los últimos tres años. Si bien la provincia con mayor deforestación durante 2018 fue Santiago del Estero con 34.751 hectáreas de las cuales 23.910 hectáreas eran bosques protegidos, en un cercano segundo lugar está Chaco, donde se deforestaron 33.972 hectáreas, de las cuales 14.744 hectáreas eran bosques protegidos. Entre 2016 y 2017, según el informe de Greenpeace Desmontes SA Parte 4, el Chaco fue la provincia con más desmontes del país con 72.536 hectáreas, de las cuales 40.756 fueron en zonas protegidas», recordaron las denuncias previas. Si bien el gobernador Domingo Peppo decidió suspender los permisos de desmontes que se habían entregado hasta el momento para su revisión, desde estas organizaciones aseguran que los desmontes continúan ante la falta de seguimiento y control estatal. «Nos encontramos en la Casa de Gobierno del Chaco para reclamar al gobernador Peppo que detenga los desmontes que autorizaron ilegalmente en El Impenetrable, nuestro gran pulmón verde que está amenazado por el avance de la frontera agropecuaria», sostuvo Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de bosques de Greenpeace. La organización ha denunciado la complicidad entre el gobierno provincial y los grandes empresarios agropecuarios para deforestar en zonas prohibidas por la normativa nacional, ya que se había autorizado de manera irregular el desmonte en una superficie de 51.768 hectáreas. Debido a la presión pública, el gobernador emitió en enero el decreto 298/19 para derogar desmontes sobre bosques nativos protegidos. Sin embargo, hace pocas semanas, la ONG fiscalizó el departamento Almirante Brown y detectó el avance de las topadoras en el establecimiento Monterrey, que se encuentra ubicado en El Impenetrable chaqueño y abarca cerca de 5.700 hectáreas. Actualmente llevan desmontadas más de 1.200 hectáreas de bosque protegido. Estos bosques nativos están clasificados en la categoría II -amarillo del Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos del Chaco- y es lindera al Parque Nacional Copo (Santiago del Estero) y la Reserva Provincial La Pirámide (Chaco). «El gobernador debe cancelar la ejecución de los permisos ya otorgados en zonas protegidas y  definir un plan de reforestación para los desmontes realizados de manera ilegal», agregó Cruz.   Siguen los desmontesLa organización detectó días anteriores el avance del desmonte a través del monitoreo de  imágenes satelitales, por lo que se hizo presente en el lugar. Este caso fue denunciado en un informe de la organización presentado en diciembre pasado (2 y 3). Esta finca, junto a otras recategorizadas, se encuentra sobre la zona delimitada como corredores de conservación del Gran chaco.«Al permitir esta destrucción, el gobernador está poniendo en grave peligro al Parque Nacional Copo, que alberga una gran biodiversidad. Está en sus manos cancelar la ejecución de los desmontes en las fincas recategorizadas y avanzar en un plan de restauración de los bosques ilegalmente desmontados.  No hay otro camino que respetar la ley de bosques», sostuvo Cruz.
Zdero exige información sobre las zonas protegidas 
A través de un proyecto de resolución legislativa, el diputado provincial Leandro Zdero solicitó  al Poder Ejecutivo un informe detallado sobre el estado actual de todas las zonas boscosas de la provincia establecidas por la Ley Nacional 26331 (Ley de Bosques), y si sufrieron modificaciones los espacios verdes establecidos para la conservación y el ordenamiento territorial de los bosques nativos del Chaco. «Queremos saber si desde la Subsecretaría de Recursos Naturales del Ministerio de Producción y Ambiente se realiza la correspondiente actualización del Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo en cuanto a la protección concreta de los bosques y el estado de los permisos de desmontes autorizados durante las gestiones de Capitanich y Peppo en el organismo», remarcó el diputado Zdero tras lo cual recordó el decreto del gobernador Domingo Peppo decreto en el que derogó los permisos de desmonte sobre bosques nativos y suspendió el procedimiento que reglamenta la actualización del ordenamiento territorial de bosques nativos de la provincia.La Ley de Bosques no prohíbe el desmonte en forma total. En el artículo 6 se establece que cada provincia definió su ordenamiento y el 80% de la superficie quedó en categorías amarilla y roja. Ley de Bosques establece un ordenamiento territorial que cada provincia realizó en el que se definen las zonas rojas (que contienen los bosques que no deben sufrir ninguna transformación), amarillas (a los que presentaban alguna degradación, pero pueden ser restaurados) y verdes (a los sectores en los que, con permiso previo, se pueden realizar desmontes). El Chaco forma parte de una ecorregión que alberga más de 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 especies de mamíferos, 120 de reptiles y aproximadamente 100 de anfibios. Los bosques y las selvas juegan un papel fundamental en la regulación climática (cerca del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de la deforestación). «Estamos preocupados porque se está desmontando en lugares que debería estar protegido y queremos un informe detallado», finalizó el legislador de Cambiemos.

Fuente diario la voz del chaco