El contador de Lázaro Báez lo «delató» ante Niremperger y ahora piden citar a declarar al empresario K

160
1101

El Contador Claudio F. Bustos no dudó en volcar toda la responsabilidad hacia Lázaro Baez, su ex empleador. Esto lo hizo en una declaración indagatoria en el marco de una investigación de la Justicia Federal chaqueña por presunta evasión fiscal millonaria de la empresa «Sucesión de Adelmo Biancalani», que estaba en manos de Austral Construcciones. Ahora, piden citar a indagatoria al mismísimo Lázaro Báez, que está detenido en el penal de Ezeiza.

Avanza la causa de la Justicia Federal chaqueña en la que se investiga la comisión de presuntos delitos fiscales mediante facturaciones irregulares y evasión fiscal, que tiene en la mira a la empresa constructora “Sucesión de Adelmo Biancalani” que era controlada en más del 80% por Austral Construcciones S.A. del empresario K, Lázaro Báez.

La investigación fue iniciada por la Juez Federal de Resistencia, Zunilda Niremperger y el Fiscal Patricio Sabadini, tras recibir un reporte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en la que se advertía sumas millonarias que habría evadido la empresa en cuestión. Según el expediente, Fabio Biancalani, Jorge Chueco y Claudio Bustos serían “responsables de declaraciones fiscales falsas  o engañosas, que no reflejan la realidad económica de la empresa contribuyente”.

Solo de IVA, la empresa Sucesión de Adelmo Biancalani adeudaba, en todo el 2013 el monto de $3 millones doscientos mil, en el año 2014 unos $5 millones setecientos mil y en el 2015 la cifra ascendió a $ 31 millones quinientos mil.

Pero la histórica empresa chaqueña, en manos de Austral Construcciones, también acumuló deuda en concepto de «impuesto a las ganancias» y -de acuerdo a los datos a los que accedió Diario21tv- solo en 2014 superó los $11 millones de evasión. A esto se suman otras cargas impositivas de menores montos.

En este marco, es que se activó la causa y se citó a prestar declaración indagatoria tanto al ex senador por Chaco, Fabio Biancalani, como a otros integrantes de la empresa insignia del “Grupo Báez”, como Leandro Báez (hijo del Lázaro) y Claudio Fernando Bustos, apodado “el contador” del multimillonario empresario K.

Diario21.tv accedió en exclusivo a parte de la declaración indagatoria en la que “el contador” Claudio Bustos, (que ofició de administrador judicial de la empresa constructora chaqueña), cuenta a la Juez Federal Zunilda Nirempeger, cómo operaba la cadena de mando dentro de las empresas Báez, aunque intenta -en todo momento- deslindar responsabilidades.

“Nada ocurre en Austral Construcciones sin que Claudio Bustos lo sepa”

Pero según las causas que se tramitan en Comodoro Py y que lo tiene como procesado por lavado de dinero, “nada ocurre en Austral Construcciones sin que Claudio Bustos lo sepa” y en la mayoría de las ocasiones, sin que lo autorice. Bustos es una pieza clave en la estructura financiera utilizada para lavar dinero.

Las declaraciones en otros expedientes lo señalan como “un hombre que acumula deudas a nombre de la firma” y que fue nombrado en reiteradas oportunidades por Leonardo Fariña en la declaración de más de ochenta páginas antes el juez Sebastián Casanello.

Movió sumas millonarias de la constructora, participó de reuniones claves y fue testigo de decisiones financieras que agilizaron el traslado de dinero, pero nada lo vinculaba al Chaco, hasta que apareció como administrador de la constructora Sucesión de Adelmo Biancalani.

Ante Niremperger -el pasado 17 de diciembre- Claudio Bustos se refirió directamente a cómo era el manejo dentro de las empresas del grupo, «existía una estructura informal que respondía directamente al titular de Austral Construcciones» indicó apuntando a Lázaro Báez como el principal responsable de cada decisión.

Así, Claudio Fernando Bustos ratificó que “el control de los movimientos de los equipos de Austral Construcciones (en provincias como Chaco, Corrientes y Formosa) lo realizaba personal propio enviado directamente por Lázaro Báez, quienes no respondían a la estructura formal de la empresa”.

Bustos, procurando desligar toda responsabilidad, aseguró en su declaración “mi actuación en Biancalani siempre fue respondiendo órdenes de mi superior, con muy poca libertad de decisión, considerando la cultura organizacional de la empresa».

“mi actuación en Biancalani siempre fue respondiendo órdenes»

EL HIJO DE LÁZARO, SE ABSTUVO

Usando su derecho a guardar silencio, el hijo del empresario K, prefirió no declarar. Así consta en el acta de fecha 17 de diciembre del año 2018, cuando Leandro Báez fue notificado de los delitos de los que se lo acusa, ya que ofició como Director Suplente de Austral Construcciones, la empresa que controlaba “Sucesión de Adelmo Biancalani”.

Leandro Báez – Hijo de Lázaro

PRÓXIMAS CITACIONES

«Considerando las declaraciones efectuadas por los imputados en el marco de las audiencias indagatorias, solicítese al Sr. Juez Federal se cite a prestar declaración indagatoria al Sr. Lázaro Antonio Báez», así inicia el nuevo pedido que lleva la firma del Fiscal Federal Patricio Sabadini y que deberá ser resuelto por la Dra. Zunilda Niremperger en los próximos días.

En base a información a la que accedió Diario21.tv, la fiscalía considera que el empresario K -hoy detenido en el Penal de Ezeiza- podría tener responsabilidad directa por los delitos que se investigan en “Sucesión de Adelmo Biancalani” ya que Báez aparece como socio mayoritario de Austral Construcciones. Esto se sustenta además “luego de lo detallado por el contador de Lázaro, Claudio Bustos”.


Julio Mendoza – foto archivo

En este nuevo pedido, también se solicita que comparezca otra persona ligada al imperio Báez, se trata de Julio Mendoza quien fuera presidente de “Austral Construcciones” y considera “una mano derecha” de Lázaro.

Dr. Jorge Chueco – Abogado de Lázaro

Por último, desde la fiscalía federal, se pide que nuevamente sea citado “el abogado” de Báez. El Dr. Jorge Oscar Chueco, es señalado en numerosas causas (así como Claudio Bustos se encargaba de cuestiones contables, Chueco se ocupaba de legales) pero anteriormente no pudo ser citado por la Justicia Federal chaqueña, ya que no se lo pudo ubicar para notificarlo. Ahora, todo cambió y la fiscalía vuelve a insistir ya que tiene un domicilio “de público conocimiento”: el Penal de Ezeiza, donde el Dr. Chueco pasa sus días.

VER – Fiscalía acusa a Fabio Biancalani y al ex abogado de Lázaro Báez de evasión fiscal agravada

//Diario21.tv