ARBOLES CAÍDOS: DEMORAS DEL MUNICIPIO Y DESCONOCIMIENTO DE LOS VECINOS

1
457

La última tormenta que azotó la ciudad con vientos de más de 100 km/h dejó como saldo una gran cantidad de árboles caídos, muchos de los cuales causaron daño a propiedades. Esta situación reavivó el malestar de los vecinos frentistas de la ciudad, que en contacto con medios de comunicación y en redes sociales, señalan constantes pedidos de intervención a la Municipalidad de Resistencia que no fueron ni son atendidos. Es por esto que Radio Libertad consultó con Maximiliano Tononi, subsecretario de Ambiente del municipio, quien en primera medida reconoció la demora en la atención de las demandas, y explicó que muchos de estos pedidos se acumularon de la gestión anterior, y que sumados a los actuales, generan la prolongación del tiempo para dar respuestas. No obstante también señaló que no todos los pedidos de los vecinos son procedentes, y muchas veces las intervenciones sin asesoramiento generan el daño y la caída del árbol. «Cuando comenzó la gestión nos encontramos con una cantidad de notas atrasadas que venían de muchos años, y además se fueron sumando las de esta gestión, la verdad que son muchísimos los reclamos de los vecinos por distintas intervenciones, te solicitan una extracción porque al árbol lo encuentran enfermo con algún cierto grado de peligrosidad, que se pueda caer o algo, raíces defectuosas  que rompen veredas y entran a domicilio, son distintos tipos de solicitud que hacen los vecinos a través de nota y obviamente lo que no se ejecuta se va acumulando y la verdad se suman», describió Tonini.«Por ahí se dan casos como los sucedidos con la tormenta anterior, con vientos muy fuertes, por arriba de los 100 km/h, cuando se cae un árbol, saltan automáticamente que los reclamos de hace mucho están realizados. El municipio está trabajando fuertemente en eso de retomar los pedidos existentes se hace un esfuerzo muy fuerte», afirmó. «Básicamente faltaba equipamiento que se fue completando y si bien tenemos falencias en algunas cosas, pero tratamos de sacar todos los pedidos pendientes, es difícil porque por ahí no entienden los vecinos, que un árbol no está en las condiciones que ellos piensan, y sostiene que se puede sacar, cuando esa no es la solución», describió. «Sucede algo muy importante, por ejemplo que lo veo a menudo con el arreglo de las veredas, los vecinos cortan las raíces de anclaje de los árboles sin darse cuenta que son el sostén del árbol y cuando tenemos eventos como la tormenta anterior los árboles se caen directamente», explicó. Más adelante, el funcionario describió cual el procedimiento para solicitar la intervención municipal: «Todo tiene que quedar oficializado por nota, con copia presentado por mesa de entrada, para que al vecino le quede la copia, es importante que el accionar lo haga el municipio, sino el vecino corre el riesgo de que lo multen o algo de eso. Sí o sí la nota llega a la Dirección de Paseo y Jardines, el director a cargo verifica lo que solicita el vecino, si es pertinente y ejecuta, hace la autorización con el informe debido, donde consta si es procedente o no». No obstante instó a que «cuando no se responde a tiempo se arrimen a las oficinas de Paseos y Jardines, en avenida 25 de Mayo y casi Ávalos para poder hacer alguna consulta personal a respecto, sino se atiende la solicitud por nota o al momento, quizás con una simple conversación con los directivos del área se puede solucionar, o acelerar su pedido», y reiteró: «Pido que no intervengan solos al árbol porque puede ser peor». Seguidamente solicitó disculpas por las demoras y molestas y agregó que «tratamos de dar lo mejor para que no suceda esto». Al momento de cuantificar la tarea que realizan Tonini sostuvo: «No tengo un promedio de tiempo, depende del tamaño, los árboles más grandes como un eucalipto demoran más, pero estimativamente tenemos una intervención  de cuatro o cinco árboles grandes por día, con 35 o 40 personas que se abocan mañana y tarde de 7 a 12 y 13 a 18, además que siempre están las guardias activas». 

Fuente diario la voz del chaco