Megacausa II: «Ex» pareja de Niremperger pidió su apartamiento y denuncia una «venganza» judicial

0
508

Edgardo Daniel Paniagua es el abogado defensor del empresario Daniel Alejandro Fischer que actualmente está procesado con prisión preventiva en una causa por presunta asociación ilícita y lavado de activos –entre otros delitos-. Fue el letrado, quien presentó el pedido de recusación.

 

El escrito, que apunta a la Jueza que tiene a cargo la Megacausa II, señala como causa, para pedir el apartamiento de Zunilda Niremperger “el actuar absolutamente arbitrario, carente de objetividad e imparcialidad, por la realización de actos irregulares que han afectado mis derechos y garantías constitucionales”.

 

En este sentido, el abogado que representa a Fischer señala dos causales estipuladas en el Código Procesal Penal (para que un juez sea apartado) que son el inciso “si hubiere dado consejos o manifestado extrajudicialmente su opinión sobre el proceso a alguno de los interesados”; y “si tuviere amistad íntima, o enemistad manifiesta con alguno de los interesados”.

 

El empresario considera que la Jueza Federal le niega la libertad pese a haber sido diagnosticado con cáncer y haber sido sometido a una cirugía y tratamiento contra esa enfermedad. Para Fischer, la actitud de Niremperger “evidencia su revancha, hacia mi persona, por un pasado sentimental que no resulto como la misma quería”, haciendo así alusión a una “confesión” que el propio Alejandro Fischer hizo días atrás en La Radio 104.7.


 

 

El empresario procesado y detenido añade, “solicito la nulidad de todos y cada uno de los Actos procesales en los que la Señora Juez hubiese intervenido, y sus actos consecuentes, ya que han sido teñidos desde el origen de su intervención de parcialidad, falta Absoluta de Objetividad”.

 

“Ni por casualidad te voy a dar la libertad por tu enfermedad, yo lo único que te voy a autorizar, es que vayas a otra cárcel y que vayas a tratarte al Hospital Italiano…”. Eso le habría dicho la Jueza Federal Zunilda Niremperger y lo relata el imputado en el extenso escrito al que accedió Diario21.tv y en el que pide el apartamiento de la Magistrada.

 

Alejandro Fischer detalla que ese día “la señora Juez, sin dar aviso a mis abogados, sin fijación de audiencia previa, me trajo a una reunión privada, que nunca informó en el expediente, al solo y único efecto de mostrarme su poder, de hacerme ver que ella era la que decidía, exhibiendo un comportamiento inapropiado, evidenciando su accionar arbitrario, caprichoso y violento, diciendo que jamás consideraría mi libertad, ni siquiera en esta situación extrema, y esbozando solo como una concesión, de signos insignificantes de humanidad”.

 

Además, el imputado que pide apartar a Niremperger, la acusa de haber obrado de manera irregular tras conocerse informes provenientes del Servicio Penitenciario Federal, a donde actualmente está alojado, “la Sra. Juez ha ocultado deliberadamente las pruebas que certifican mi delicada condición de salud, como así el informe del Jefe del servicio donde me encontraba alojado, en ese momento, que indicó que la Unidad no cuenta con la complejidad que requiere la asistencia a mi enfermedad” y advierte que “de persistir con los actos irregulares y tratamiento obsesivos de esta Juzgadora y ante la imposibilidad material de tratar mi enfermedad dentro de la cárcel, para combatirla, seguramente terminaría firmando mi sentencia de muerte”.

 

 

Con esto, será la propia Magistrada quien deberá decidir si opta o no por apartarse, en caso de negarse, podría ser apelada la medida y ser resuelto en Cámara de Apelaciones, Cámara de Casación y llegar -incluso- a tribunales internacionales de Derechos Humanos.

Fuente diario 21tv