“El 95% de los municipios tienen sus catastros desactualizados”

9
541
Con una mesa panel de debate comenzó ayer en Resistencia a Segunda Reunión Anual 2018 de la Federación Argentina de Agrimensores (FADA) y la 165º Reunión de Delegados de Comité Consultivo Permanente para el ejercicio de la Agrimensura (Copea). En el acto de apertura estuvo presente el gobernador Domingo Peppo.

catastro.jpg
Resistencia recibió a la Segunda Reunión Anual 2018 de la Federación Argentina de Agrimensores. En el acto de apertura estuvo presente el gobernador Peppo.

Marcia Zeman, del Registro de la Propiedad Inmueble de Santiago del Estero, repasó la experiencia de su provincia donde funciona plenamente la Ley Nacional de Catastro, y Lilia Noemí Diez, del registro chaqueño, expuso el caso provincial. El foco de ambas estuvo puesto en la función específica y central que tiene el certificado catastral.

«La propia autonomía que tienen los municipios impide que se hagan actualizaciones catastrales. El 95% de las comunas tiene catastros desactualizados, lo que hace que ese impuesto inmobiliario no refleje la realidad», advirtió Carlos Diez, ex presidente de FADA.

«Mi prédica desde hace muchos años es para que en el Chaco exista verdadera seguridad jurídica», dijo el dirigente chaqueño, quien recibió al presidente de FADA, Lucas Zanella (representante de Buenos Aires) y a otros representantes de entidades que participan de las jornadas.

«Durante casi 100 años, hasta que se reformó el Código Civil en 1968, las transferencias inmobiliarias eran prácticamente clandestinas porque no había publicidad. A partir de ese año, se creó el folio real, es decir, la obligación de inscribir los inmuebles en el Registro de la Propiedad, para que la sociedad sepa que se produjo una transferencia», explicó en declaraciones a radio Universidad. Y planteó: «Resulta que no sólo eso se necesita, sino también determinar con certeza que ese objeto del derecho real es el inmueble que está en el terreno. Pero ¿cómo se puede dar certeza a un catastro con un plano de hace 60 o 70 años?».

Dijo a la vez que desde 1981, por una ordenanza de Ruiz Palacios, en Resistencia se hace «el deslinde de amojonamiento, por los problemas que había de medianería». Al respecto consideró que «a ningún arquitecto o ingeniero de nuestro Consejo Profesional se le ocurriría mover un solo ladrillo sin tener el deslinde de amojonamiento». Entonces marcó una gran contradicción: «En el Chaco se verifican los autos usados pero no se verifican los inmuebles, que es lo que taxativamente la Ley Nacional de Catastro», subrayó.

Funcionamiento armonioso

Diez recordó que en el Congreso Nacional de Derecho Registral que el año pasado tuvo lugar en Mar del Plata, se ratificó que Catastros y Registros deben funcionar armoniosamente. Por eso, con respecto a la situación del Registro de la Propiedad de la provincia, recordó que se hizo una suerte de «bifurcación con una delegación en Sáenz Peña, que no sé hasta qué punto resulta provechoso para el notariado». Precisamente ese será uno de los temas a debatir durante estas jornadas que concluirán hoy.

Diez cumplió su mandato de cuatro años al frente de FADA el 23 de febrero de este año. Consideró que las jornadas servirán para abordar los proyectos de ley de colegiación presentados por el Consejo Profesional de Agrimensores, Arquitectos e Ingenieros. «En el Chaco iniciamos y tienen estado parlamentario las tres leyes de los arquitectos, los técnicos, los agrimensores, y los ingenieros están prontos a presentar su proyecto, porque tenemos un consejo multidisciplinario», comentó.

«Los representantes de las provincias que tienen colegios profesionales propios nos reuniremos con diputados, para enriquecer y ver cómo fueron los procesos», adelantó y concluyó: «Los que transitamos estos caminos gremiales queremos devolver a la sociedad lo que nos ha dado al darnos la posibilidad de pasar por universidades públicas».

 

Mensuras en El Impenetrable

Con respecto al trabajo de mensuras en El Impenetrable, Carlos Diez destacó que fue concluida la cuarta etapa financiada por el Consejo Federal de Inversiones, en los departamentos Brown y Güemes, entre otros, aunque esos dos mencionados son los que concentran la mayor cantidad de tierras fiscales. «Están en tratativas para iniciar una nueva etapa. Estamos esperando que el Instituto de Colonización termine de hacer las instrucciones de mensuras», comentó.

Fuente diario norte