El dramático escape de vecinos que buscan adelantarse a la crecida del Pilcomayo

3
505

El escenario era poco menos que apocalíptico: decenas de personas con unas pocas pertenencias intentando subir a algún vehículo pesado que los lleve a un lugar más alto; un poco más seguro del agua que baja sin misericordia por el enfurecido Pilcomayo.

El panorama no era nada alentador y el tiempo empezó a correr en contra desde ayer al mediodía cuando se conoció que el Gobierno de la Provincia preparaba una “evacuación masiva” de al menos 10 mil personas en toda la margen sur, entre Hito 1 y Misión La Paz, en el extremo fronterizo de Rivadavia Banda Norte.

Allí, el “Río de los pájaros” descargaba todo su furia hecha sedimentos sobre decenas de parajes, donde criollos y aborígenes anticipan que este año “el agua iba a ser bien fiera”.
Para colmo los modelos climáticos ya revelaron lo peor: acumulaciones de hasta un metro de agua en varias regiones del sur de Bolivia por las intensas precipitaciones, por los menos para los próximos tres días. Y las previsiones no mejoran para el resto de la semana.

Con esta realidad, el Gobierno ha encarado una misión contrarreloj para evitar el desastre sobre vidas humanas. Tendrá que evacuar en tiempo récord la mayor cantidad de gente de parajes como San Luis, La Merced, Marca Borrada, Soledad, Las Gracias y poblaciones más importantes como Santa María, Misión La Paz y hasta la cabecera del departamento Santa Victoria Este.

Ayer en redes sociales difundían pedidos de ayuda y el mensaje para los “amigos del río” era que se necesitaban lanchas para llegar a los lugares donde el agua ya había ganado de mano. En La Curvita se habían evacuado el miércoles a unas 70 familias, pero quedaban pobladores dispersos y aislados en lugares a los que solo se llegaba en embarcaciones.

Fuente diario norte