“No creo que los comerciantes pierdan por culpa de los piquetes”

0
479

Al día siguiente de que la Cámara de Comercio planteara a las autoridades gubernamentales su queja por la sucesión cotidiana de piquetes que vuelven intransitable el centro de la ciudad, Jorge Capitanich salió a dar su propia visión sobre el tema.

coqui.jpg
Capitanch defendió la idea de un protocolo local que regule las protestas sociales en las calles.

“No creo que sea exclusivamente por los cortes de calles que la rentabilidad de los comercios se vea resentida”, expresó al ser abordado por varios medios. “Entiendo que hay un hartazgo de la sociedad, pero ante esto hay que dejar en claro que el comercio de la ciudad redujo su rentabilidad y ventas porque se redujo el consumo”, argumentó el intendente, que aprovechó para criticar la actual política económica y elogiar a la aplicada durante los años de administración kirchnerista.

UN PROTOCOLO

En ese contexto, Capitanich consideró que es necesario “garantizar los derechos de toda la ciudadanía”, y que el “protocolo de intervención interjurisdiccional conjunta para manifestaciones sociales”, que se discute a nivel local, “busca compatibilizar las necesidades de cada sector de la sociedad”.

“Este protocolo sobre el cual se trabaja con distintos actores y que tendrá tratamiento legislativo una vez concluidas las observaciones, no implica cercenamiento de derechos, sino muy por el contrario, busca que los derechos de todos puedan ser escuchados y ejercidos”, afirmó.

MODO TRANSPARENTE

El intendente explicó que este protocolo, que involucra al municipio, el gobierno provincial, el Poder Legislativo y el Judicial, “busca que el procesamiento de los reclamos se haga de una manera transparente ya que son peticiones claras que responden a demandas de la sociedad y deben ser atendidas”.

SU POSTURA

Capitanich se refirió luego a la reunión que el lunes por la noche mantuvieron comerciantes de la ciudad que plantearon a las autoridades que las manifestaciones sociales generan pérdidas económicas. “No creo que sea exclusivamente por los cortes de calle que la rentabilidad de los comercios se vea resentida”, aseveró.

“Entiendo que hay un hartazgo de la sociedad pero ante esto hay que dejar en claro que el comercio de la ciudad redujo su rentabilidad y ventas porque se redujo el consumo”, dijo, culpando de ello a la política económica actual.

De inmediato, el intendente agregó que durante su gestión frente a la gobernación “tuvimos un boom de consumo con un crecimiento del 52% del Producto Bruto Interno, el cual está relacionado a cuatro vectores: el crecimiento de los niveles de construcción, de la industria, el agropecuario y el régimen de sistema de asistencia en la seguridad social”.

Fuente diario NORTE